martes, 11 de agosto de 2009

LAL ALQUIMIA DEL BOXEO T'AI CHI


LA VINCULACIÓN DEL ALMA HUMANA Y LA VITALIDAD.


¿Suena más interesante o más serio el utilizar el concepto "vincular" el alma humana y la vitalidad que hablar de chakras, "energía cósmica", colores del aura, etc.? Yo creo que sí porque en mi opinión éstos últimos conceptos han sido exageradamente, y a veces ligeramente, utilizados para simplemente atraer -no el simple interés o la curiosidad natural del novicio hacia una práctica como el Boxeo T'ai chi o la práctica del Qi Gong- sino desafortunadamente para explotar esa prístina búsqueda de "algo" elevado. Es -en mi opinión -el Spiritual Shopping o la Compra Espiritual quien está determinando el "mercado" del alma o de su estudio y desarrollo.


Hay una razón profunda para aprender Nen o Qi Gong: Comprender los misterios del mundo, desarrollarnos espiritualmente y armonizarnos con los principios del universo. Hay, por otro lado, múltiples razones superficiales para aprender Nen o Qi Gong: mejorar la salud, aplicación marcial, razones terapéuticas, etc., todas ellas muy válidas y respetables.


La práctica del NEN es una técnica esencialmente personal fundamentada en principios bio o psico-energéticos ampliamente probados y estructurados. La energía interna puede ser definidad como energía electromagnética, no es un nuevo nivel magnético de onda sino tal vez un "nuevo" contacto o toma de conciencia del mismo. Esto es algo sumamente importante de considerar. (continuará)

1 comentario:

José Antonio Ruiz Rodríguez dijo...

Indudablemente. Estoy contigo en este razonamiento. La New Age todo el mundillo de pseudoterapias para el cuidado corporal, emocional y del alma han manchado nuestro arte. Lo han pintado con colores mágicos poco acertados, le han dado una aureola que, personalmente, no puedo aceptar.

Como bien dices, el tai chi bien llevado y practicado favorece, entre otras muchas cosas, el autodescubrimiento y el autoconocimiento, cambiando y completando nuestra forma de entendernos y de interaccionar con los demás y con el mundo.

El concepto de uno mismo se transforma, se difumina el YO (el ego). Toma cuerpo la dimensión energética y la conciencia se expande.

Nada que ver todo esto con la milagrería y la magia.

Un fuerte abrazo.